Carpe Diem Boricua: aproximación a la Historia de un dios pequeño (extracto)


Historia de un dios pequeño, segunda edición

por Nélida Arroyo
(de publicado en la revista Cultura, del Instituto de Cultura Puertorriqueña)

...El suicidio, la depresión, la neurosis y la esquizofrenia que sufren los personajes hablan de un país donde los trastornos mentales ocupan un lugar sobresaliente, de un mundo donde una de cada cuatro personas sufrirá algún trastorno mental, donde 450 millones lo padecen actualmente, según el informe de la Organización Mundial de la Salud. Podemos reconocer en Jabí o en Jaime Gabriel Arrillaga una ruptura con la realidad que se traduce en alucinaciones y voces, como ecos demoniacos que solo él ve o en los que nadie quiere creer. ¿Son los personajes sólo voces que le atormentan y ha permanecido todo el tiempo entre las paredes blancas o ha salido efectivamente de allí a encontrarse entre los otros? Recordemos que Jabi es un inventor de palabras, crea su propio lenguaje, ¿inventa acaso su propia realidad?

Lo cierto es que se convierte en el único personaje que se salva, se salva dentro de su locura, si es locura, se salva dentro de su verdad, si es verdad, porque reconoce con autenticidad cual es su propósito en la vida. El es poeta, y ve su vocación como un llamado: Cuando uno se inmerge en poesía, llega a encontrarse a sí mismo. Eso es casi como salvar el mundo. Y esa es mi misión divina. Ser poeta es ser un pequeño dios. Los demás personajes son también dioses pequeños, pero su omnipotencia termina donde termina su deseo. El sexo y la comida son también dioses, pero dioses irremisiblemente perecederos. La sociedad que ha perdido la sensibilidad para la belleza, el amor y la verdad está muerta: Una sociedad que no siente no puede dolerle nada, lo que hace la muerte lenta más llevadera.

¿Cuán fidedigna es la voz de un personaje que ha elaborado todo un discurso que discurre de su locura? Legítima por su autenticidad, porque va a la sustancia y al todo de las cosas. Llegamos a cuestionarnos inclusive cual es la finalidad del ser humano, ¿Qué Dios insano obra detrás de todo esto?… ¿Somos el objeto de una conspiración mayor? ¿Hay un orden superior en el mundo que sigue su curso, independientemente de lo que ocurra: Deus ex machina?

Un profundo pesimismo, un nihilismo soterrado emana de esta pesadilla, si no fuera por Jabí, por su negativa a aceptar el mundo que habían escrito ya para él.Y Mac, sin duda , lo ha ayudado en el proceso: yo lo envidiaba porque Mac era realmente cojonudo, y a mí siempre me faltaron las bolas para tomar control de mi vida. Esta ruptura implica una decisión: Me esperaba, entonces, mi antigua vida, predecible y automática como un semáforo, y yo no estaba dispuesto a eso. Jabí necesita la dislocación para alcanzar la unidad, que es a fin de cuentas, estar en paz consigo mismo, responder a su llamado...


You may also like

Blog Archive