El horóscopo de Walter

Yo lo hago. Tú lo haces. Ellos lo hacen. Nosotros lo hacemos. And we are all together.

Así que no lo niego. Aunque digan que no, la gente se lee su horóscopo de vez en cuando, si no es que ya es adicta a consultarlo todos los días.

Para qué negarlo.

Una vez escuché a Ray Bradbury decir, ante la pregunta de por qué escribía fantasía, que la mayor parte de nuestra experiencia ocurre en el reino de lo inexplicable. Por eso, nos hacemos leer el tarot igual que jugamos Lotto: es ese reconocimiento inconciente de nuestras límitiaciones, de nuestra discontinuidad en el tiempo, y de la creencia en lo fortuito lo que nos mantiene vivos. Y por eso leemos el horoscopo.

Recuerdo los años de Ronald Reagan, quien procedía de acuerdo a lo que le dijera su astróloga, de la manera que el Zar Nicolás II no hacía nada si consultar a Rasputín.

El asunto es que hoy salió el "horoscopo del amor" de Walter Mercado -master-blaster de la astrología, caballero internacional encapotado de las magias, el Liberace de las ciencias ocultas- y como soy un ser imperfecto y discontinuo, me leí a Geminis, mi signo.

Me dijo que en el 2007 se duplica mi capacidad de amar y ser amado.
—¿Con Maxaman o sin?

Que me recupero de engaños y decepciones y vuelvo a creer en el amor.
—Love is in the air y veo conejitos rosados en un campo de miramelindas.

Que entregaré mi corazón a quien sepa valorarme, respetarme y amarme como me merezco.
—Y ni siquiera uso L'Oreal for Men.

Que Plutón, en la casa del matrimonio, me ha dado fuertes lecciones en lo sentimental pero por fin el 27 de enero del 2008 abandona este sector y te dejará graduado en lides sentimentales.
—¿Y no que era el horóscopo del 2007? En todo caso, Plutón es el Hades, o sea, la tierra de los muertos, o el infierno cristiano. Quiere decir que me queda un año de purgación...

Que este año, el benéfico y bondadoso Júpiter no sólo estará en su propio reino sino que bendecirá mi sector de uniones y matrimonio. Si estoy soltero, podré casarme o entrar en una relación seria y perdurable.
—Estoy hecho... Jupiter es el planeta de la ex-pan-sión, if you know what I mean... Ahora, si sumo el castigo de Plutón y la expansión de Jupiter... jummmmm...

Que el 2007 será un año fabuloso en el amor para mí.
—Yada, yada, yada...

Que asistiré a fiestas, bodas, quinceañeros y todo evento social donde me inviten.
—Ya hoy me perdí de la cena del Instituto de Literatura, donde a Noel Luna le van a entregar su premio por buen poeta.

Que me ponga en vitrina, que la suerte en el amor me acompaña completamente.
—¿Qué me ponga en vitrina? Pero, ¿está loco? Este no conoce a Ana Ive.

Que mi regalo para San Valentín es un perfume.
—¿No lo puedo cambiar por otra cosa?

Por eso, yo lo hago, tú lo haces, ellos lo hacen, nostros lo hacemos y estamos todos en esto juntos.


You may also like

Blog Archive