Bruma en San Juan, en clave de Eliot y Lorca

Ciudad irreal, bajo la parda niebla...

A las cinco de la tarde me siento frente al televisor a ver las noticias del viernes, que son las mismas desde el lunes y prologan las de la semana que viene.

La ciudad de San Juan amaneció hoy abrumada y embrumada y ya a las cinco de la tarde lo demás era muerte y solo muerte. Ya se habla de racionar el agua. No puedo decirlo ni imaginarlo, pues sólo conozco un cúmulo de imágenes donde reverbera el sol, dice Eliot en su terrible y fascinante La tierra baldía.

A las cinco de la tarde el desempleo anda por el 10%. Una mujer se suicidó y otra falló en el intento, pero lo intentó. Resulta que el suicidio es un modo de escapismo muy popular estos días. "Hay que buscar con quién hablar, hay que expresarse, hay que compartir esa angustia y ese dolor. Lo invitamos a que busque ayuda de inmediato, hay una línea que está disponible, es la línea PAS, que todo el mundo en Puerto Rico puede llamar”, dice la doctora Carmen Parrilla, de la Comisión para la Prevensión del Suicidio. Oh, Kevorkian: dame doce dosis de poemas.

Hay vientos de plesbicito. Nuevamente. En julio entramos en año electoral. Nuevamente.

El óxido sembró cristal y niquel.

A las cinco de la tarde el gobierno celebra la muerte de Jean Baudrillard con el mejor montaje hiperrealista -la ilusión de una realidad que no es, o no existe- que jamás yo haya presenciado. Vamos pa' lante, dice el Gobe. (La última oración es ejemplo de la hiperrealidad, porque el gobierno no tiene ni ramera idea de quién fue Baudrillard).

A las cinco de la tarde Bush dice que le preocupa mucho latinoamerica. A las cinco de la tarde Leonides, el presidente dominicano, hace mutis cuando se le pregunta sobre su política de apartheid. El presidente guyanés Bharrat Jagdeo consideró hipócrita la actitud de Estados Unidos de criticar al país sudamericano en su lucha contra el narcotráfico al mismo tiempo que no logra reducir el consumo de la población estadounidense.

A las cinco de la tarde hubo muertes por actos rebeldes en India, Iraq y Afganistán.

A las cinco de la tarde...
te mostrare el miedo en un puñado de polvo.


You may also like

Blog Archive