Papá Ubu inicia campiña: primera y segunda proclama



Rafa Acevedo -poeta, teatreo, músico y HP buona fide- ha enviado la siguiente pocavergüenza por el ciberespacio y creo que es merecedora de difundirse. La imagen es una pintura de Max Ernst.

_____________________


PAPÁ UBU INICIA CAMPIÑA
Primera Proclama

Por la presente y la ausente declaro, diametralmente, que me lanzaré en campiña por la gobernación de la isla de Puerto Rico, con la panza por delante como corresponde a mi naturaleza golosa y gastronómica.

Mis correligionarios, alzacolas y lambeojos me han solicitado que regrese de mi exilio en Vulgaria, de donde nunca he salido ni saldré, para competir en igualdad de oportunidades, con toda la idiotez que les caracteriza, con cenadores y representontos del hemicirco insular.

Mi propósito en esta lucha es enriquecerme de la manera más asquerosa posible pero con la frente en alto y la barriga adelante, cosa de que la transición no sea muy dolorosa. Sobre todo que se dé sin laceración de trasero lo que dificultaría mi tomadura de pelo y posición.

Mi grupo de trabajo es importante porque yo no voy a trabajar.

Gobernador: yo
Primera dama: yo también, de espaldas frente al espejo.
Secretario de Hacienda: yo, y mi caballo de Finanzas
Presidente del Cenado: Roselló, si quiere.
Presidente de la Cámara: Digital.

y todo lo demás.

Eliminaremos el IVU para imponer de manera indiscriminada y peculiar el UBU, que será de 60 por ciento en todas las transacciones económicas habidas y por haber, o, en su defecto, se hará
prórroga si hay comercio carnal previo envío de foto y video.

Las elecciones se celebrarán como hasta ahora, analmente, cosa de descansar un poco cada cuatro anos. Y al que no le guste le sacaremos el cerebro por los talones siempre y cuando tenga cerebro.


De no tenerlo se le dará un cargo de ministro pleniputenciario o una embrujada en algún país que establezca relaciones púbicas con nosotros (o séase, yo) como Vulgaria, Polinecia, Jurutungo,
Karajistán, Dondestán, y nuestra repúbica hermanastra Absurdistán, de quien seremos algún
bochornoso mediodía estado confederado con derecho a voto pero sin voz, previa extracción de lengua.

Como la victoria es ineludible hemos preparado la lista de invitados que estarán presentes en esa magna asamblea impopular: las orejas de Tony Blair, la lengua de Saddam, el enfermero de Fidel, el maestro de retórica de Jorge Bush, Putin que preparará la cena con plutonio-210, y algún representante del gobierno insular porque siempre en las fiestas hay que invitar a un mamalón para uno sentirse la gran cosa.

Seguiremos enviando proclamas cuando nos salga del forro para mantener a todos totalmente
desinformados y así cogerlos de pendejos con una naturalidad asombrosa. Solicitamos que imprima esta página y la use de la manera que le salga de las trompas de Esculapio.

Váyanse a la mierdra,

Papá Ubu
Su Próximo Gobernador

Segunda Proclama

Durante mi toma de posición cerebraremos un carnelevarium carnavalesco de cuarenta días seguidos de prohibición de carne a toda la población, a excepción mía que tendré burro en las neveras. De esta forma la salud de los súbditos cuidadanos será natural.

Naturismo, ergo sum, es nuestra filosofía. La solución a problemas de sobrepoblación, mala
planificación, vertederos clan destinos y otra suerte de peripecias, deben solucionarse con
tsunamis, terremotos y otras artes de la naturaleza bondadosa. El naturismo incluirá el recogido de mierda de vaca (que también es natural) para echarla en el jardín del vecino. Por joder.

Haremos valer, como Carlos I y Felipe II, la prohibición de máscaras porque estamos jartos (cosa grata en otras ocasiones) de las mismas grotescas fases de personajillos como Coña Miriam, y el simpatiquísimo Ribera Chats con su dulzura empalagosa que remeda a Goebbels. Tales caretas no son ni siquiera vestigios de las efemérides a Baco.


El único vejigante en estas fiestas de toma de posición deshonesta será el mío. Luego de siete
cervezas y un galón de agua mi vejiga vejigante pedirá alivio mediante oleaje interno. Para ello un grupo de bailarines estofados en carne darán sus revelé con sombrillas mientras meo desde el estrado. Todo esto es mejor que los discursos que se hayan perpetrado desde la fundación del Estado Grávido Atrofiado allá por los años en los que los perros se amarraban con longaniza. Años por cierto que sólo han existido en la melancolía de los cuidadanos como wishfool sinking (por sus siglas en inglés).

Por esas fechas romperemos relaciones con el Papado, relaciones, que por cierto, nunca hemos tenido a pesar de los hacedores de chismes (¡homofóbicos disfrazados de muñecas, diablo sea!). También quebraremos relaciones con el Ñamado, esa secta en el poder con sus columnas de ñames con corbata, porque para papa yo, que soy Papá Ubu. Tendremos relaciones, esosí, con quien nos salga del forro, cuando nos salga del forro, para lo que hemos enviado al exilio en Vulgaria (de donde nunca ha partido) a Mamá Ubu. Ah, grato es recordar una buena Mamá. Pero como muestra de nuestra religiosidad sin par, y a modo de acallar las lenguas simples de los fundillamentalistas, renovaremos la olvidada Fiesta del Asno, con la entrada triunfal al Palacio de los Leguleyos, de maitre Aliboron, cuya pezuña hollaba antaño el suelo judío de Jerusalén, y cuyo poder asnal le ha valido a la Iglesia el oro de Arabia, y el incienso y la mirra del país de Saba . Digo, cosa de que la transición les sea leve. Cambiar unos asnos por otros. Pero que sea yo, moi, ich, el que de sida.

Tras mi assención al poder sólo tendrán derecho al boto aquellos a los que el encefalograma haya dado negativo. Además, por ser innecesario el ejercicio empírico, se permitirá el sufriagio a los
que meneen la cabeza de lado a lado, los que se babean, los que se rascan la cabeza, y los
huevones, cojonúes y pingadulces, que, como se ve, concentran sus capacidades intelectuales entre las piernas . Total (ah, qué linda palabra) que la gentuza bota cada cuatro anos por equis para tumbar a ye, en una lógica de círculo vicioso que me excita los galones de la libido. Yo lo que quiero es tumbarlos a todos y tirármeles encima previa selección de los mejores traseros. Porque si algo es papá Ubu es SIN CERO. Y como dijo el gran Pyngalión, abran que voy .

Sin otra me despingo por el momento. Seguiremos enviando proclamas cuando nos salga del forro , como ya se ha dicho, para mantener a todos totalmente desinformados y así tomarles el pelo con una naturalidad asombrosa. Solicitamos que imprima esta página y la use de la manera que le salga de las notas que dé el gran Aniceto, músico vilipendiado por los melómanos.

Váyanse a la mierdra , sin ceramente,

Papá Ubu
Su Próximo Gobernador


You may also like

Blog Archive