Baño de litio


Recién he descubierto que este blog cumplió un añito. Como pasa el tiempo. También me he percatado que mi blog es geminiano: nació un 4 de junio del 2006. Como crecen los hijos. Gracias a todos los que han pasado y todavía pasan por aquí.

____________________________________

Hablando de hijos: el otro día mi hija tenía cara de oh, brother, this sucks. This, entiéndase, es ese estado incomprensible del niño en el que pasa todo el año esperando a que se acaben las clases y cuando se acaban, encuentran que extrañan hasta al conserje del colegio. Entonces, dicen que para los tantrums agua fría, y para el aburrimiento, agua de playa. Así, tomé esta foto.





Es como decía el marinero del poema de Coleridge: "Tanta agua y ninguna se puede beber". Bueno, en mi caso, la playa queda a pasos y es como tener un Jaguar en la marquesina que uno nunca utiliza. Así que Ana Ive y yo nos unimos.






Es una de las ventajas de vivir en una isla tropical, ¿no? Agua de mar por todos lados. Aunque sea alérgico a los mariscos, no importa. El asunto es aprovechar la inmediatez.

Hay poesía. Seguro.

Claro, todo tiene un downside: el tiempo suele ser bastante lineal. Por eso, uno piensa que es verano, la fiesta del Sol, y se mira al espejo y se ve de un pálido biblioteca que asusta, y se dice a sí mismo: un poco de Litio no viene mal, y ya para el atardecer, dice: "Me voy a la playa a darme un baño de Litio".


El litio es un elemento químico y en su forma pura no se encuentra en ningún lugar de la tierra. O sea, es un extraterrestre mejor conocido por nosotros en las baterias.






Y en tratamientos para la bipolaridad, la depresión y las migrañas. Y de ahí la canción de Nirvana "Lithium". Según los estudios médicos, el litio tiene propiedades pacificadoras.





Como mirar un atardecer.







Coincididamente, el litio se encuentra de manera natural en los rayos del sol, y es perceptiblemente mejor asimilado por el cuerpo en las horas en que sale o el sol o cuando se pone. Su efecto puede durar varias horas, dependiendo de la exposición del individuo. Como las baterias de litio, el cerebro se carga y se descarga. Y de ahí una oscura canción de Sting titulada "Lithium Sun".


En Puerto Rico, por nuestra posición con respecto al sol durante estos meses del año, el litio corre por un tubo y siete llaves.




Los clarinetes se componen de un tubo y tienen siete llaves superiores. Así que al ritmo del jazz, nos regresamos a casa. Tranquilitos. Mansitos. Bronceaditos.

Nuevos ánimos bajo la piel.



You may also like

Blog Archive

Search This Blog

Loading...