Alive and live from La Parguera


Bueno, el pasado lunes 9 de julio terminé los cursos de creación literaria que venía impartiendo por algunas doce semanas. Pensaba que todo estaba listo para el magnánimo comienzo de unas esperadas vacaciones y entonces... kaput.

Todo terminado repentinamente por un extraño virus que me tiró a la cama por cuatro días.

Entonces, cambiamos a Nueva York por La Parguera. Ya sé, ya sé. Pero tengo rain check para irme a la Gran Manzana en octubre, así que no problem.

Ya recuperado, en Lajas recargo baterías. La Parguera es el hide out por excelencia de los La Torre. Mi hermana tiene una lancha por ahí que a veces me dan ganas de pedírsela prestada para dedicarme a dar tours por la bahía bioluminiscente y cobrar al menos $10 por tripulante. Con par de viajes nocturnos empato la pelea, seguro.

No, pero fuera de broma, La Parguera es el lugar ideal para descansar. El mar, la gente, la comida, todo tiende a indicar que uno descansa. Para escribir, no tiene precio.

Y gracias a la tecnología maravillosa, tenemos wi fi para comunicarnos con el mundo.

Algún día me compraré una casa aquí, como hizo mi amigo Gary.


You may also like

Blog Archive