Archipiélago: la existencia fragmentada

Pocas veces uno tiene la oportunidad de experimentar la isla de Puerto Rico como un archipiélago, prueba de que la experiencia de vida nunca es un todo unitario y homogéneo, sino más bien una fragmentación. Pero, como el mar a las islas, somos el fondo cohesivo que intenta unificar esos pedazos.

A pocas millas de la isla de La Parguera, así, se encuentran Caracoles y Mata de La Gata (arriba en la foto), entre otros cayos/ islotes que los locales han tomado como spots particulares. Es como tener pase VIP primera fila en el paraíso.

Excelente lugar para meditar, escribir, pensar o simplemente aprender de los pelícanos:



O sea, arrimarse a una orilla a comer y a flotar:




Todo se hace más accesible en un barco llamado "Joda":



Pero no tengo idea de en dónde se navega mejor, si en la "Joda" o en la "Patria":



Bueno, pues resulta que la "Patria" no era un barco a la deriva; estaba varado en la orilla...

En todo caso, uno siempre necesita la tripulación apropiada para estos viajes:


Eeeeeehhhhh... wrong picture... quise decir la tripulación apropiada:


Y, claro, se requiere de talentos especiales
para compenetrarse con la naturaleza:



Y no existe manera posible de que uno pierda el deseo de batalla:


Y al final, todo siempre es, como en el poema "La caída del cielo":


...es-pec-ta-cu-lar.


You may also like

Blog Archive