El arte, como la poesía, no se enseña. Se aprende.






Enseñanza Zen: Si no hay Maestro,

el discípulo es como un ciego que camina sin nadie que le conduzca.






La maternidad, de Augusto Marín

Por eso, nada sale de la nada. Todo arte exige de modelos.




La maternidad, reinterpretación de Sophia Angélica La Torre.



Es menester imitarlos, re-crearlos, aunque luego hay que destruirlos.





A Soph el arte le va por las venas, capilares y arterias.




En un poema titulado "Cápsula de tiempo", le prometí a la Soph que le dejaría:

"...un ojo de pintor
para que las cosas
siempre sean más
de lo que aparentan ser..."

El campamento de arte fue la mejor decisión/ inversión del verano. Julio será vivir.

Como Whitman, disfruto del pánico que me provoca tener la vida por delante.



Circula un libro muy interesante titulado El alma está en el cerebro (Aguilar, 2007), escrito por Eduardo Punset, a quien le sigo en su programa Redes que se transmite en Puerto Rico a través de TV Española. Si es cierto que para muchos el alma no existe, Punset traza una historia del alma de la manera que Walter Benjamin estudiaba los espacios del Paris decimonónico.

El cuestionamiento del alma, dice Punset, aparece tardíamente entre la humanidad con relación a otras ideas o conceptos, como el de, por ejemplo, la necesidad de herramientas para ayudarse en el trabajo. Pero desde que surgió la posibilidad de su existencia, el alma ha perserverado a través de las culturas y el tiempo.

Aristóteles fue uno de los primeros pensadores que asoció el alma con el corazón. No fue hasta el siglo XVII cuando el inglés Thomas Willis "pensamientos y emociones eran tormentas de átomos aen el cerebro", dando paso así a nuestra moderna distinción entre mente y cerebro.

Pero, a fin de cuentas, la gran interrogante siempre ha sido conocer dónde mora el alma. Sea en el corazón, en el cerebro, en el hígado o en los intestinos, siempre queda un algo entre sangre y piel que buscamos desesperadamente -o, en algunos casos, que negamos rotundamente- y es ese intangible que nos une o nos descompone -equivalente del Yo o simplemente su concepto, no importa; hay cosas cuyo entendimiento le es vedado, incluso, a la razón.


La semana pasada se publicó en Londres un estudio que indica que los nacidos bajo el signo zodiacal de Géminis cuentan con el doble de posibilidades de convertirse en escritores de éxito.
Esto suena a las confesiones de San Agustín cuando se pone en el tema de la predestinación, lo sé, pero, según la encuesta, de un total de 150 novelistas considerados entre los más grandes de todos los tiempos, 27 resultaron geminianos. Los virgonianos quedaron en segundo lugar con 14 novelistas, según el estudio promovido por Borders UK, que también concluye que los nacidos bajo el signo de Leo son los menos aptos para los ardores literarios.
Vaya usted a saber.

La verdad que esto es casi decir que los escritores nacen predispuestos por el universo, pero para mí, aunque geminiano, ser escritor, o mejor, hacerse escritor, es cuestión de trabajo y disciplina, de lectura y relectura y escritura y reescritura.

Robert Allen Zimmerman acaba de obtener el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. Poeta, músico y pop icon, Zimmerman escribe y graba bajo el nombre de Bob Dylan. El "Dylan", todos conocemos, se lo tomó en honor a Dylan Thomas, poeta maldito de gran gusto por el whiskey, y quien muriera muy joven en su carrera literaria. Dylan, trovador y cantautor de Minnesota, se asoció a la Generación Beat tras haber leído el On the Road de Kerouac.

Quién lo diría.

Una de las voces más disidentes de los años '60. Foco de espionaje por el FBI. Icono de la contracultura. Ahora, premiado con este importante galardón "por todos los años de contribución a la música y a la cultura en general, por sus letras con mensajes pacíficos y su particular forma de entender el mundo".

Añade la organización que Dylan es “austero en forma y profundo en mensaje, Dylan combina la música y la poesía en una obra que se ha tomado como ejemplo y que ha influido la educación sentimental de millones de personas. Dylan es una leyenda viviente de la historia de la música popular, así como el guía de una generación que soñó con cambiar el mundo".

Más recientemente, Dylan, geminiano de 65 años, llevó la paz del mundo a otro nivel al convertirse él en portavoz de Victoria's Secret (pulsar aquí para ver el anuncio en YouTube).

Con un look siniestro y medio viejo verde y dañado, Dylan parece estar convencido que la paz del mundo empieza en la cama y, que si hay lencería entre medio, se logra más placenteramente; así que no hard feelings si la idea era re-venderse bien.

La canción del anuncio (que no es nuevo, de hecho; tiene como tres años) se titula "Love sick". La modelo es Adriana Lima. El trasfondo es Venecia.

No hard feelings. Es Bob Dylan.
Carmelo Sobrino. La noche de San Juan III. 1988.


Anoche se celebró la noche de San Juan, festividad veraniega del mundo cristiano, pero que, como todas las grandes celebraciones de muerte y vida, se trata de un palimpsesto organizado para cubrir la Fiesta del Sol, que corresponde con el Solsticio de Verano.


El día más largo del año, de acuerdo a los desfases de las vueltas de la tierra alrededor del sol, anuncia el comienzo del verano y generalmente se produce entre el 21 y el 24 de junio. Lo mismo sucede con la noche más larga, que ocurre entre el 23 y el 25 de diciembre de cada año.


Pero anoche, en el condominio, y como en otros años -sin ningún motivo religioso y refrigerios a la mano-, los vecinos se arremolinaron alrededor de la piscina mientras observában a sus hijos nadar.


Por supuesto, la Soph hizo tiempo record de 3.1 segundos desde su llegada al área comunal de recreo hasta su zambullida inicial. Anaive se aprestó a darle a la sin-hueso con una vecina. Yo, por mi parte, no hablé con mucha gente y sólo me dediqué a vigilar a mi hija, pues la piscina parecía una red con buena pesca. Me alegré de esas clases de natación que pagué para Soph.


Aparte de lo divertido que estuvo el chapuzón para mi hija, me pareció que la gente estaba allí sin ningún otro motivo que simplemente estar.


Nada excepcional. No big fuss. Sólo estar, o solo estar, como las conchas al pie de la playa.




Hoy salió la columna de "Mirador" en El Nuevo Día sobre un caso muy particular que me llamó la atención; un Rip Van Winkle moderno.
________________________________________

Quizás la meta no sea hoy en día descubrir qué somos, sino rechazar lo que somos.
-Foucault



Jan Grzebski abrió los ojos el pasado domingo 3 de junio y lo encontró todo distinto. El color de las paredes de su dormitorio había cambiado. La lámpara en la mesa de noche tampoco le era familiar. Sentía un entumecimiento en todo su cuerpo como si hubiese llegado de un largo viaje. En el rostro de su mujer, dos hilillos lacrimosos corrían por las arrugas que Jan, al momento, no recordaba haber visto antes. Miró a su alrededor y extrañó los frascos de mostaza y vinagre que solían abundar en su hogar. En fin, Jan Grzebski encontró todo cambiado. Es un mundo maravilloso, le pareció escuchar a Louis Armstrong cantar.

Recordaba, eso sí, el accidente. Jan, trabajador ferroviario, sufrió lesiones en el cerebro al perder control de dos vagones que le atenazaron el cráneo mientras el obrero polaco se aprestaba a anclarlos. Y parecía que había ocurrido el día anterior, pero sólo un detalle se perdía: Jan despertaba diecinueve años después.

En 1988, el concepto de mundo para un polaco se reducía al consumo de té y vinagre en las tiendas, el racionamiento de carne y las largas colas para obtener gasolina. En efecto, el gobernante de turno era el general comunista Wojciech Jaruzelski y Polonia era parte constituyente del Pacto de Varsovia, cuando hacer filas constituía parte de la subsistencia polaca. Pero durante los años que Jan permaneció en coma, la Cortina de Hierro colapsó, la Unión Soviética se disolvió y Polonia entró a la Unión Europea. Jan descubrió una Polonia fundamentalmente democrática y con una bullente economía de mercado. Como en la novela de Douglas Coupland, Mi novia en coma, donde el personaje de Karen pasa dos décadas inconsciente, Jan despierta de la distopía.

Lo que sí queda claro es que la historia captura la imaginación, aunque no es nueva. Rip Van Winkle, personaje que da título al cuento de Washington Irving, por evadir a su esposa, se echa a la sombra de un árbol en las montañas niuyorquinas a tomar una siesta que le dura veinte años. Cuando despierta, Van Winkle descubre que su pueblo se ha unido como fuerza política en América, independiente de Inglaterra. La historia tiene mucho del Kart Katz de los Hermanos Grimm y de la historia de Honi en el folclor judío. También da paso a las semejanzas con el Sleeper, de Woody Allen, y el Austin Powers caracterizado por Mike Myers.

Pero si bien Van Winkle, al regresar a su villa, se entera que su esposa ha muerto, Jan Grzebski, con un “groovy, baby”, agradece que la de él esté viva. Luego del accidente, los médicos informaron a Gertruda que, aparte del estado de coma, Jan padecía de cáncer en el cerebro. Aún así, Gertruda, por 19 años, alimentó y cuidó de su esposo. Jan nunca padeció de úlceras en la espalda.

La historia de Jan, que es muy similar a la que se presenta en la película Goodbye, Lenin (2003), tragicomedia alemana dirigida por Wolfgang Becker, es un triunfo del alma. En más de una ocasión, médicos y allegados recomendaron someter a Jan a la eutanasia, dado el caso que éste jamás se recuperaría y que moriría llevándose consigo la posibilidad de otra vida para Gertruda. Pero la mujer resistió. Y Jan, cuerpo en desahucio, se levantó.

Veo cielos azules y nubes blancas.

Deslumbrantes días benditos y la oscuridad de la noche sagrada.

Es un mundo maravilloso, me parece escuchar a Louis Armstrong cantar.

Por ello, Jan, sobreviviente venido de los muertos, nos deja una lección: puede que tome tiempo, pero nunca es tarde para despertar, boricua.
____________

Fuguet was right. Puerto Rico es el grado cero del macondismo. Aquí sucede todo y nada.


Ayer en Ponce -donde la temperatura estaba a 92 grados F-, compré una refrescante botella de agua Zephyrmounts, que debe significar "montes de zafiro" (duh). Dice la etiqueta que es pura agua natural desde el bosque de lluvia de El Yunque.


El Yunque es más verde que azul, pero si miran la foto de la etiqueta, ¡alas!... ¡aparece una nevosa cordillera reminiscente de los Himalayas!!


Holy Global Warming.


Si hubiesen puesto una nave espacial aterrizando me hubiese resultado más creíble. O tal vez a Yuquiyú arrojando rayos y centellas como un Thor de la vida. Pero, ¿los Himalayas? ¿Nieve en Puerto Rico? La única que cae le mereció un clásico de Glenn Monroig, cuando era un rocker jazzy, y que se titula así: "Nieve en Puerto Rico" (del disco Con to' y los champion, y del que poca gente se acuerda, y menos reconoce la presencia en el álbum del saxofonista David Sanborn, maestro del jazz).


El asunto es que esta sabrosa agua pura de El Yunque es embotellada en Luquillo y distribuida por Tropical Distribuitors de Miami, Florida.


Lo próximo que veremos es a Aunt Jemima en bikini anunciando mezcla instantánea de bacalaítos fritos marca The Fatty Auntie.

foto de AP/ Alberto Pellaschiar

El aeropuerto de Milano fue clausurado ayer por cerca de tres horas para capturar cerca de 50 liebres que utilizan las pistas de aterrizaje como punto de encuentro. Esto hace pensar que se pudiese tratar del aeropuerto O'Hare, if you know what I mean, pero no, esto ocurrió en Italia y la verdad es que la nota acapara mi atención, porque las liebres capturadas luego fueron llevadas a un lugar donde pudiesen continuar viviendo.

En Puerto Rico sucedió algo similar con las iguanas, pero, contrario a los italianos, aquí las matamos.

Potete imaginare. Risolviamo sempre le cose distruggerele.

Sembramos muerte y eso cosechamos.

Soph
Ayer, Día de los padres, pasé un excelente día con Soph y Ana Ive. La Soph, por supuesto, es la que le da sentido al famoso día que presagia el verano, y la Ana Ive es el vehículo. Admito que disfruto ser padre. Después de tantas muertes en mi vida, ahora no me quiero morir por verla crecer. Es una razón de ser.

Compartí con mi viejo y lo encontré, por primera vez, pues, viejo. Nuestra relación se desarrolló tardíamente. La foto que conservo de él en mi wallet, curiosamente, lo muestra a sus 42 años, cuando se fue de casa. Luego volvió.

En la noche jugamos Chinese Checkers mientras los Yankees mataban a los Mets.

Después, escribí poemas.


Al pie de la antigua carcel de La Princesa, que hoy alberga las facilidades de la Compañía de Turismo, se ubica un enorme círculo de mármol en cuyo centro se traza un pentágono, bajo el cual, a su vez, está enterrada una cápsula de tiempo.

Según el mensaje (que no se registra bien en la foto), dicha cápsula fue enterrada durante el 25 aniversario de la Compañía que fundara Luis A. Ferré y que albergara en el hasta entonces notorio edificio.

La cápsula será desenterrada el 18 de agosto de 2020. Los contenidos, dice la tarja, guardan interés turístico y cultural.

La curiosidad es grande. Me pregunto, ¿qué cosas de interés turístico y cultural merecen ser enterradas para la posteridad?
Tengo varias hipótesis sobre algunos de sus contenidos, como por ejemplo:

a. El resultado de la investigación de Las Piedras del Padre Nazario, conocida como la Biblioteca de Agueybana, y que prueba que los indios boricuas tenían alfabeto, que inventaron la idea original de la rueda, que el Yunque es en realidad una pirámide cubierta de debris, en cuya falda se asienta una comuna de extraterrestres. Conspiracy theories anyone?

b. Evidencia de que Cervantes vino a Puerto Rico y tuvo hijos, cuya descendencia se ha polinizado por cuanto rincón existe, y que hoy habita particularmente por Río Piedras.

c. Copia del CD In Utero, de Nirvana, que presagiaba la muerte del rock y de Kurt Cobain, y la llegada del Gangsta Rap.

d. Una tarjeta de membresía de Sam's Club.

e. Las predicciones de Pedro Rosselló.

f. Un frasco de Prozac, y el poema de Elidio La Torre Lagares, "Prozac Blues", que entonces estaba inédito y no existían los blogs y apenas la Internet emergía. Desde entonces, hasta existe una banda llamada Prozac Blues, y Eli Lilly comenzó, en 1998, a hacer una píldora de prozac azul.

Si yo fuera a enterrar una cápsula de tiempo hoy, para abrirla, digamos, en el 2100, enterraría tres cosas: una semilla de maíz, una botella de agua y un libro.

Como vamos, las tres cosas muy bien pudiesen no existir para entonces.
De los blogs que gusto visitar, hay muchos y ya los que saben lo saben. Recientemente he encontrado tres adicionales que me parece que merecen crédito.

El escritor Francisco Font anuncia el estreno mundial de su blog Legión miope.



Inventor de extraños espacios narrativos, Luis Ponce sube hace meses La tribu de los cafres.



Finalmente, desde Chile, J. Luis Marcelo Valdes coordina Plaza de las letras, quienes me han solicitado reproducir el articulito de Kerouac, que aparentemente ha gustado mucho. Inclusive, el suplemento cultural de La Vanguardia de México, gracias a Néstor Rodríguez, tiene planes de publicarlo en julio.

Ahí estamos.

Foto: Arlington Public Library


No todo está perdido.

Así culmina el artículo de Maira Landa publicado hoy en El Nuevo Día titulado "¿Se lee o no se lee en la Isla?". El consenso general es que sí. La sociedad puertorriqueña, en su constante madurar, se encuentra más dada a la lectura que hace digamos 20 años. Esas son buenas noticias para los que escribimos y leemos.

Igualmente, otro artículo titulado "Lo que leen los puertorriqueños", escrito por Awilda Cáez, establece que "la autoayuda, la política y el suspenso son los géneros literarios preferidos por los lectores del País, quienes tienen el privilegio de acceso a una gran diversidad de temas". El subtítulo fue una cita mía, que llegué al artículo por medio de Bárbara Forestier sin saberlo.

Yo creo que el asunto no es si se lee o no lee, sino más bien qué se lee. Porque Dan Brown, Pablo Cohelo y el Gabo dan fe de las buenas ventas.

Al momento me encuentro adornando una novela que espero salga para fin de año o inicios del que viene. Por tanto, cuando escribo, no leo a nadie. Ni el horóscopo.

Pero como estoy en la etapa final de mi libro (debo entregar la novela esta semana), me he devuelto a la lectura con City of Glass, de Paul Auster; The Road, de Cormac McCarthy y una novela dormida de nuestra literatura, En babia, de Jose I. De Diego Padró. Leer varios libros no es un despliegue de glotnonería cultural, sino una buena manía que tengo. Le recomiendo eso a todo el que guste de escribir o crear algún tipo de arte.
La lectura es estímulo. Es el aeróbico del cerebro.
Por eso, para mí, leer siempre está de moda. Y uno siempre se va a ver y sentir bien.


El futuro, sin duda pertenece a los chinos. También el pasado. Para saberlo hay que aprender a mirar con ojos chinos.

Me refiero a los chinos de China, no a ese roce incidental, accidental o intencionado que le dan a uno de cuerpo a cuerpo en una barra mientras pide un trago en medio de un gentío.
Lui Gang, coleccionista y abogado chino, posee un mapa que data de 1763 y el cual es copia de un original que se cree fue trazado en 1418, según consigna una inscripción en la parte trasera del documento y que firma un artista de nombre Mo Yi Tong. Gang, quien adquiriera el mapa en el 2001, desconocía de la importancia del mapa hasta que leyó el libro 1421: el día que la China descubrió el mundo, donde el investigador británico Gavin Menzies, asegura que el almirante Zheng He navegó el mundo y surcando por estos mares, descubrió América, así, de pura carambola.

Bueno, ni que Colón tuviese todo fríamente calculado, ¿eh?

El asunto es que la posibilidad de que otras culturas hubieran llegado al Nuevo Mundo antes que los europeos ya se había planteado durante mucho tiempo.
Hasta ahora no se había contado con pruebas científicas que apoyaran esas teorías, excepto el mapa de Mo Yi Ting, y unos huesos de pollo que encontraron al sur de Chile, los cuales, según un equipo de investigadores, datan de entre 1321 y 1407.

O sea, que el Coronel Sanders pudo haberse llamado Po Yo Tong hace 600 años.

Pero ahora el mundo se significa en chino. O mejor dicho, 世界.

La cadena de televisión Televisa de México, la mayor productora de programas de habla hispana, anunció que producirá contenidos en chino como parte de una estrategia de expansión en el gigante asiático.

También recientemente, que el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, anunció el comienzo de relaciones diplomáticas entre su país y China, y el cese a los negocios con Taiwán, los cuales tenían ya 60 años. No es la primera vez que se deja a una vieja por una joven, pero para tener negocios con China no se puede ser amigo de Taiwán.

La República Popular de China (que es comunista) ya cuenta con 168 estados miembros de las Naciones Unidas que han reconocido al país como una súper potencia.
De los chinos hay que aprender mucho. Inventaron la técnica de dio origen a la imprenta y con ello dieron al mundo el acto más revolucionario desde la invención del lenguaje, que fue el fomento de la palabra impresa.

Una gente que logra algo así tiene que tomarse en serio.

Recién he descubierto que este blog cumplió un añito. Como pasa el tiempo. También me he percatado que mi blog es geminiano: nació un 4 de junio del 2006. Como crecen los hijos. Gracias a todos los que han pasado y todavía pasan por aquí.

____________________________________

Hablando de hijos: el otro día mi hija tenía cara de oh, brother, this sucks. This, entiéndase, es ese estado incomprensible del niño en el que pasa todo el año esperando a que se acaben las clases y cuando se acaban, encuentran que extrañan hasta al conserje del colegio. Entonces, dicen que para los tantrums agua fría, y para el aburrimiento, agua de playa. Así, tomé esta foto.





Es como decía el marinero del poema de Coleridge: "Tanta agua y ninguna se puede beber". Bueno, en mi caso, la playa queda a pasos y es como tener un Jaguar en la marquesina que uno nunca utiliza. Así que Ana Ive y yo nos unimos.






Es una de las ventajas de vivir en una isla tropical, ¿no? Agua de mar por todos lados. Aunque sea alérgico a los mariscos, no importa. El asunto es aprovechar la inmediatez.

Hay poesía. Seguro.

Claro, todo tiene un downside: el tiempo suele ser bastante lineal. Por eso, uno piensa que es verano, la fiesta del Sol, y se mira al espejo y se ve de un pálido biblioteca que asusta, y se dice a sí mismo: un poco de Litio no viene mal, y ya para el atardecer, dice: "Me voy a la playa a darme un baño de Litio".


El litio es un elemento químico y en su forma pura no se encuentra en ningún lugar de la tierra. O sea, es un extraterrestre mejor conocido por nosotros en las baterias.






Y en tratamientos para la bipolaridad, la depresión y las migrañas. Y de ahí la canción de Nirvana "Lithium". Según los estudios médicos, el litio tiene propiedades pacificadoras.





Como mirar un atardecer.







Coincididamente, el litio se encuentra de manera natural en los rayos del sol, y es perceptiblemente mejor asimilado por el cuerpo en las horas en que sale o el sol o cuando se pone. Su efecto puede durar varias horas, dependiendo de la exposición del individuo. Como las baterias de litio, el cerebro se carga y se descarga. Y de ahí una oscura canción de Sting titulada "Lithium Sun".


En Puerto Rico, por nuestra posición con respecto al sol durante estos meses del año, el litio corre por un tubo y siete llaves.




Los clarinetes se componen de un tubo y tienen siete llaves superiores. Así que al ritmo del jazz, nos regresamos a casa. Tranquilitos. Mansitos. Bronceaditos.

Nuevos ánimos bajo la piel.


Recientemente escuché que los '80 andan de vuelta. Un déja vú recurrente.

El presidente ruso Vladimir Putin ha emitido una advertencia a los Estados Unidos acerca los planes para construir un sistema de portección nuclear en Europa. Los Estados Unidos, que proponen un radar en la República Checa y un interceptor de misiles en Polonia, dicen que no, que qué va, que la guerra fría se acabó, y que todo es para neutralizar a Irán.

Irán a ver ellos de qué se trata en realidad...

Mi personalidad no da para guardar odios, porque eso es andar con exceso de equipaje. Igual me sucede con los arrepentimientos. Pero lo que sí deploro y condeno es la guerra. La violencia es la carencia del intelecto. Por eso, antes de adquirir en lenguaje, los niños lloran y forman cantaletas para obtener lo que quieren, aún para cosas básicas como comer. Ahora, el fantasma nuclear regresa -aunque nunca nos ha dejado del todo, creo.

Desde la caída del Muro de Berlín en 1989, el mundo había entrado en un nuevo paradigma. Lukacs dice que el evento marcó el fin del siglo XX y el comienzo del XXI, cosa que no es tan evidente. Pero lo que sí es obvio a veces es más dificil de ver: desde los '40 hasta la presente década, los Estados Unidos han estado en el eje de alguna guerra. Esto no es casualidad, puesto que después de la gran depresión de los '30, los E.E.U.U. han sobrevivido gracias a una economía de guerra que nos ha traído algo más que hornos microondas, comunicación wireless y suelas de zapatos air.

Yo recuerdo el movimiento "No Nukes" (as in "no-nuclear bombs") de los '80 y que fuera apoyado por grandes figuras como Bruce Springsteen, Bob Geldof (de los Boomtown Rats, y hasta nominado al Nobel de la Paz), Bonnie Raitt, U2, Peter Gabriel y Neil Young, entre otros. Era cuando la música tenía más de política que de efecto efímero. El rock'n'roll, con su vitalidad rebelde, tomó la palabra para concienzar sobre otros temas políticos: el AIDS, el Apartheid, la hambruna en Africa, entre otros, eran temas asumidos por músicos e intérpretes, temas no del todo superados en el mundo actual.

So, the '80's are back. Con estilo.

No había que tomarlo tan a pecho.


Fue algún día de junio del año 2004, cuando hice mi última lectura en público. En aquel entonces, se trataba de la presentación de [Cáliz]. Anoche en Café Seda, pues, era leer por leer, y por estar de vuelta en lugar y con la gente que me había apoyado en un principio. Aproveché para ensayar algo de Vicios de construcción.

Tremendo junte.

Guillermo Rebollo-Gil, Rey Andujar y Vanessa Droz impresionaron, as usual. Le vi la cara a Juan Carlos Quiñones por primera vez en un año. Me reencontré con Madeline Millán. Estaban los hardliners: Félix Córdova Iturregui, Hjalmar Flax, Lourdes Vasquez. Por allí estuvo Rafa Acevedo, Irizelma Robles, Yara Liceaga, aunque no leyeron. También de los buenos novísimos como Yolanda Arroyo y Jocelyn Pimentel, y los que suben como Samuel Medina e Yvonne Denis. El cierre fue de "El Topo", Antonio Cabán Vale, con su "Antonia" y "Verde Luz".

Y por supuesto, las palabras de Etnairis Rivera, Néstor Barreto, Angel Luis Méndez y Elizam Escobar, entre otros.

Tremenda clausura. Tremenda cura. Al final de la noche, dormí como un nene chiquito.

Blog Archive

Search This Blog

Loading...