De los Vicios en La Revista

El escritor nunca explica su obra. Es la obra la que habla y la lectura del que lee.

Los libros que he escrito me han ganado toda clase de reseña -buena y mala-, pero nunca una reseña donde el crítico asume una muestra de la obra para el ejercicio de decir lo que se supone él o ella diga.

En la reseña de Vicios que salió hoy en La Revista de El Nuevo Día, cuando Carmen Dolores Hernández habla de la "impostura" en la poesía y cita uno de mis poemas, ella misma asume la voz del hablante en "loop" para elaborar su comentario:

Sobresalta, desde luego, la nota de duelo por el poeta que se encuentra al final del libro. No debía sobresaltar. Los poetas no están -nunca han estado- en sus poemas. Son estos artilugio (en el sentido de mecanismo, herramienta); una memoria que preserva, en los signos dispuestos sobre el papel, lo que ya ha sido y ya no es; lo sentido, querido o imaginado. La poesía es siempre una construcción; "una impostura", dice el poeta en loop, donde resume una posición estética: "a veces pareciera/ que todo lo que somos es memoria/ escribimos para decirnos/ figuramos en una imagen/ nos repetimos/ la idea de las cosas que somos/ parte siempre de las que fuimos/agotamos la palabra/ y, ya ves,/ fermentamos poesía:/ la mínima posibilidad/ en la máxima acepción/ nada nuevo, darling:/la poesía es impostura/ y una rosa es una rosa es una rosa/ ahora nos sentamos/ entre jardines de fuego/a ver nuestras sombras pasar/ como pensamientos fantasmas". Esta construcción verbal puede, sin embargo, alcanzar una gran solidez -como aquí- ya sea con vicios o sin ellos.

Ingenioso. Eso es lo que es Vicios: impostura.

Todo esto para llegar a la oración final: parca, escueta pero directa.

Harían falta algunos footnotes, porque la reseña adolece de referentes, como, por ejemplo, dejar saber al lector que la primera oración se refiere a "Sentida nota de duelo", poema final del libro que es en realidad un epitafio; que el verso "una rosa es una rosa es una rosa" es una impostura en sí misma, tomada de un poema de Gertrude Stein; y que el sintagma "esta construcción verbal" se refiere al libro.

It's all good. Después de todo, estos son vicios de construcción.


You may also like

Blog Archive

Search This Blog

Loading...