Leer a Etgar Keret

Leer un cuentista que se sabe en sus limitaciones narrativas resulta en la grata noticia de que al menos uno sabe que no intentará meterle gato por liebre. Y ese es Etgar Keret, que a pesar de ser guionista, actor y productor de comics y de cine, es un cuentista de esos dotados con el don la continencia léxica.

Ni pretende de poeta ni aspira a novelista. Sabe bien su oficio: cuen-tis-ta.

Y lo hace bien.

A Keret le cargan influencias de Kafka y del surrealismo, pero eso es como decir uno tiene influencias de Cortázar o Borges: se sabe que de algún modo, estos escritores se quedan en uno, son y están, y no creo que nadie que quiera una carrera literaria fructífera aspire a ser segunda voz de alguno de los escritores mencionados.

Estoy, al momento, en la lectura de dos obras de Keret: The Bus Driver Who Wanted to be God y The Nimrod Flipout. Natural de Tel Aviv, Keret, de 41 años, escribe cuentos cortos donde nada sobra y, muchos de ellos alcanzan un grado de precisión cronométrica y espacial, como “Breaking the Pig”, en la cual un niño que anhela un muñeco de Bart Simpson recibe en su lugar una alcancía en forma de cerdito. El padre le promete a su hijo que cuando se llene la alcancía, podrá comprarse a Bart Simpson en skateboard. Al piggy bank hasta le dan nombre: Margolis. Y se convierte en miembro de la familia. Entonces, llega el día de romper el cerdito y…

Bueno, baste decir que los cuentos de Keret, pese a su brevedad, navegan por registros variopintos y se desplazan –sin ninguna pretensión de experimentar o rehacer la rueda– con diversos grados de traslación narrativa.

La única constante en Keret parece ser el final insólito y para nada predecible. Los personajes provienen de un casting amplio y abigarrado, entre los cuales se equilibra tanto el humor con el ansia del presente inestable (o inexplicable).

De algún modo, guardan una ingenuidad casi infantil –aún aquellos que no son niños-, como la de los adultos a los que se les roba la infancia.


You may also like

Blog Archive

Search This Blog

Loading...