Palabra cedida: el paraíso perdido de Rafy Trelles

Pues lo hermoso no es más que el comienzo de lo terrible que todavía podemos soportar, y lo admiramos tan solo en la medida en que indiferente, rehusa destruirnos, dice Rainer María Rike.

No menos de lo señalado por la poeta Carmen Ana Pont en su carta-prefacio a la Metamorfosis de Rafael Trelles (Terranova, 2009):

Tus cuadros representan una tregua visual y espiritual, una suerte de esperanza para quienes nos sentimos cautivos entre los muros de ruido de este mundo. Pero no me tomes a mal, no quiero ni siquiera sugerir que tu obra sea utópica, que esté desconectada de la realidad política y social o que represente simplemente un escape de ellas. Sabemos que no es el caso... La fealdad, la crueldad y la violencia fluyen por tu paleta, pero también la nostalgia del sabernos expulsados de un paraíso nunca visto pero siempre presentido. Insisto, siempre tengo la impresión de que gran parte de la vitalidad de tu obra reside en su afincarse a la vez en las realidades de tu mundo interior privado e incomunicable y en las del mundo exterior que con responsabilidad todos compartimos contigo.

Rafy Trelles es un poeta.


You may also like

Blog Archive