If you missed, you missed it: histórico el Requiem

RequiemTheConcert050

CULMINA SERIE INAUGURAL DEL ÓRGANO CON EL ESTRENO DE REQUIEM DOMESTICUS

Por Ziara González Nieves / Notic@mpus

zigonzalez@uprrp.edu

La Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, culminó su gran serie inaugural del órgano del Teatro de la Universidad con la presentación del Requiem Domesticus: a las víctimas de violencia doméstica, el pasado sábado, 21 de marzo.

La obra, comisionada al compositor y profesor universitario Carlos Alberto Vázquez, estaba dedicada a la memoria de las mujeres que han sido víctimas de violencia doméstica y cuyas voces han sido silenciadas por la muerte a manos de sus parejas. Esta pieza, de 75 minutos de duración, además de la liturgia en latín -característica de un réquiem-, llevó textos del escritor y profesor universitario, Elidio La Torre Lagares.

Con un impresionante montaje de más de 200 músicos y coristas sobre el escenario, el Requiem Domesticus, estuvo bajo la batuta del director artístico de la Orquesta Nacional de Chile, el músico polaco Michal Nesterowicz, quien dirigió la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico en este evento.  Participaron, además,  artistas de la talla del organista Scott Hanoian, director musical y organista en la Christ Church Grosse Pointe, en Michigan;  la soprano chipriota, Margarita Elia; la mezzo soprano de origen israelí Edna Prochnik; el tenor líbano-americano Karim Sulayman y el bajo de nacionalidad rusa, Denis Sedov; el Coro de la Universidad de Puerto Rico Coralia y el Coro de Niños de San Juan, todos bajo la dirección de la profesora Carmen Acevedo.

Precisamente, fue sin duda la participación de los coros lo que más logró emocionar al público espectador que se dio cita al Teatro de la Universidad, a quienes ovacionaron con entusiasmo.

“Este réquiem reúne varios propósitos: hacerle tributo a esas inocentes víctimas, tratar de recordar que existe ese mal en nuestra sociedad y, a la misma vez, presentar una obra de grandes dimensiones que sea propicia para una ocasión tan especial como la inauguración de un órgano de la gran envergadura del cual tendremos en nuestro Teatro de ahora en adelante”, indicó Vázquez, quien es profesor en el Departamento de Música del Recinto y miembro fundador del Colegio de Compositores Latinoamericanos de Música y Arte.

Por su parte, La Torre explicó que -contrario a lo que se acostumbra en el réquiem litúrgico, cuyos textos son en latín y están dirigidos a un dios hombre-, la obra que trabajó junto a Vázquez está dirigida a una diosa mujer, lo que, según él, crea “una serie de tensión y de contraste en toda la pieza”.

“Al momento de sentarnos a escribir, quise adoptar una voz de mujer y yo nunca había escrito desde la perspectiva femenina. Asumí una voz de mujer violentada, una mujer abusada; es esa voz desgarrada la que permea a través de todos los textos. Traté de crear ese sentido de dolor o concienciar de la problemática, mediante imágenes fuertes y alusivas a la muerte. O más bien arquetípicas a la muerte; como es la luna, la sangre, los huesos”, explicó La Torre, quien es profesor en el Departamento de Inglés de la Universidad.

En honor a la obra, el arte del cartel conmemorativo estuvo comisionado al artista gráfico Nelson Sambolín, quien plasma su expresión artística al servicio de la denuncia contra la violencia doméstica.

Para lograr encontrar su musa, Sambolín aseguró que se valió de las conversaciones que surgieron con el autor de la pieza, así como el escuchar la música y merodear los rededores de la Universidad, para poder encontrar los elementos acordes que le permitieran desarrollar su obra. En ese merodear encontró en una de las columnas del Cuadrángulo Histórico la imagen de un “satiro” del Renacimiento, lo que le permitió utilizarla para inspirar su trabajo, en el cual sobresalen los colores blanco y negro, representativos de la noche y el día y la muerte.

La rectora del Recinto de Río Piedras, doctora Gladys Escalona de Motta, indicó, por su parte, que “la  producción de esta obra es una de grandes dimensiones donde se destaca el órgano, por lo que es  muy apropiada para clausurar esta serie inaugural. Los textos líricos, de una gran fuerza y belleza, hacen de esta pieza una verdadera experiencia que fusiona la capacidad creativa de estos artistas que se unen para sensibilizar a la sociedad sobre un problema tan dramático como la violencia contra la mujer. Al estar dedicada a las mujeres víctimas de la violencia doméstica, esta pieza nos invita a la reflexión y a la convicción de que es imperativo, para nuestras comunidades buscar un remedio para conjurar esta violencia que destruye la paz de nuestras familias y empobrece tanto a nuestra sociedad”.

Foto J. Perez-Mesa / Notic@mpus



You may also like

Blog Archive