Johnny Depp, or will you do the fandango?

293_depp_aliceinwonderland_062209 Es inevitable. Uno no puede abstraerse de admirar a Johnny Depp.

Bohemio, beat, classy y con un gusto extremo por la literatura, Depp es mayormente conocido por su cara linda y su memorable Jack Sparrow en The Pirates of the Caribbean. Pero Depp tiene un lado sombrío muy peculiar, algo poco accesible, pero que al tratarse de él, todo parece ocupar un segundo plano.

Is this the real life? Is this just fantasy?

Una de sus más oscuras caracterizaciones ni siquiera está disponible en DVD, y es la de Juvenal, el protagonista de Touch, la novela de Elmore Leonard llevada al cine en 1997 y que, a pesar del buen juicio crítico, nadie fue a ver. En la incluso atípica obra de Leonard, maestro del pulp-suspense, Juvenal es un adicto en rehabilitación que un día escapa su centro de cuidado y comienza a hacer milagros como todo un Cristo. Juvenal es un estigmatizado, y aunque nunca se explica el origen de sus poderes, sencillamente la labor de Depp es genial.

Depp no es ajeno al casamiento entre literatura y cine. Ya antes había salvado una mediocre versión de El Club Dumas, de Arturo Pérez Reverte, e inmortalizó a Hunter Thompson en Fear and Loathing in Las Vegas, junto a Benicio del Toro.

Los que frecuentamos el Viejo San Juan, le vimos de cerca en la realización de The Rum Diaries, que comenta la vida de Thompson como periodista en Puerto Rico.

I see a little silhouetto of a man,
Scaramouche, Scaramouche, will you do the Fandango

Claro que su cara es más familiar en personajes que cruzan lo siniestro y lo bizarro, como Edward Scissorhands, Sweeney Todd o como el Willy Wonka de la obra Roald Dahl, Charlie and the Chocolate Factory. Ahora, Depp será el Sombrero Loco en la versión de Alice in Wonderland que realiza -¿quién otro?- Tim Burton.

Que conste: Alicia no es una historia ni de niños ni para niños. Es un tratado sobre el absurdo del lenguaje y la posibilidad de la alternancia espacial de la interioridad. Es la validación de un mundo interior tan complejo y absurdo como el exterior. Hey, ese hongo que se come Alicia no es un Wonka precisamente. Y la oruga no fuma pangola, ¿eh?

Depp, sabemos, escoge los personajes de las obras que lee. De pronto, parecería que en mi biblioteca se basa en libros que Johnny Depp haría en película, sin contar el On the Road de Kerouac, para el cual se dice que ya ha sido reclutado.

Ya estaba dicho: la influencia del cine en la literatura equivale a la que una vez tuvo la poesía sobre el drama. Y vice-versa.

Luego de Alicia, Johnny Depp encarnará al ícono del rock clásico, Freddy Mercury, en la peli biográfica del cantante de Queen.

Oh, baby, can't do this to me, baby,
Just gotta get out, just gotta get right outta here…

…Any way the wind blows.

(Versos: “Bohemian Rhapsody”, de Queen)



You may also like

Blog Archive