El caballo, la torre y el mate de los árabes

  --“En el tiempo de los árabes, sólo el rey, el caballo y la torre se movían como en el ajedrez actual, siendo en el siglo XV cuando definitivamente se instauraron los movimientos de la dama y el alfil. Es por este motivo por el que este mate, que necesita de la acción coordinada del caballo y la torre, se denomina mate de los árabes”—Ajedrez 365

Con la primera edición agotada, Vicios de construcción acaba de recibir la detenida atención del escritor y crítico Mario R. Cancel. Lo que llama mi atención es que el profesor Cancel ha visto algo más que poesía preciosista –como hace poco comentó alguien sobre mi trabajo-. Comienza el escrito:

La escritura de Elidio La Torres Lagares, otra vez, trasciende el ámbito de la poesía fácil y el mero acomodo de palabras. En Vicios de construcción se topa el lector con una valiosa propuesta sobre la naturaleza del ser. El poemario es una reflexión profunda sobre varios asuntos teóricos con una largo historia que nunca envejece. En este caso se trata de la discusión de una naturaleza que ya no lo es puesto que nunca ha estado allí independiente de la reflexión o la acción humana. En ciento modo la discusión que aquí se acomete muestra al lector un ser que es un siendo. Esto sucede porque ser siempre se niega o porque está guiado por una dialéctica inquieta que jamás se resuelve de manera definitiva. Nada queda fijo detrás de esta poética”.

Aparte de don Julio Ortega, Cancel es el único otro crítico que se ha percatado del intento rebuscar en las raíces filosóficas de la poesía. Pero, como siempre digo, le lectura es del que lee. Cada quien verá lo que a su mente acuda. Yo sólo quería escribir un poemario sobre la transitoriedad de la materia y la persistencia de la memoria, esa manera del tiempo de decirse conocimiento.

Que por bajar la intensidad un poco, nos alineamos en la buena jerga boricua al otorgar el máximo elogio que se puede hacer a un persona que alcanza gran habilidad física y conocimiento: Mario Cancel es un caballo.

El mate es al lector.

Nada. Que si desean leer más sobre el comentario de Mario, pueden visitar su enlace en Lugares imaginarios.



You may also like

Blog Archive

Search This Blog

Loading...