Aeropagita: la nueva patria no será televisada

nueva patria 2 En 1694, el gran poeta inglés John Milton –autor del inmortal poema épico Paradise Lost–, publicó un breve panfleto titulado Aeropagitica en el que el poeta protestaba contra el sistema de licencias que permitía a la corona británica mantener registro de las publicaciones o individuos con aspiraciones a publicar en el Inglaterra. Fue uno de los primeros manifiestos en reclamo de la libertad de expresión y, por consiguiente, de prensa.

Como recurso de control de las masas, el rey Carlos II conocía bien que un pueblo desinformado es más propenso a ser domesticado y se abrogó el derecho de decidir quién publicaba qué.

Y Milton, que de no haber existido Shakespeare sería el padre de la lengua inglesa, sabía que los sujetos particulares en una sociedad deben ser expuestos a todos los ángulos de la realidad en tanto estamos capacitados para decidir entre aquello que consideramos un bien y lo que tomamos como mal.

De ahí que todo sujeto debía ser partícipe del caudal ilimitado e incontenible de las ideas -para poder desarrollar su propia capacidad pensante.

Se conoció al concepto como el mercado de ideas- un continuo de pensamientos dentro del que todos participamos y del cual escogemos para desarrollar argumentos propios y de validez retórica.

El comentario viene a propósito de la presente crisis en los medios de información periodística en Puerto Rico. La crisis laboral dentro de los principales diarios del país revela una erosión paulatina dentro de la estabilidad de los medios de prensa. Y apenas hoy en la noche, uno de los principales noticiarios del país fue cancelado, y su personal, despedido.

Negocios son negocios, claro.

Pero cuando los afectados trabajan para una corporación pública de telecomunicaciones cuyo fin es informar al país, como lo es el Canal 6 (WIPR-TV), de pronto la duda se ensancha.

Tal vez, por un largo rato, que dure lo que uno quiera, sería bueno conversar con la memoria y, a riesgo de parecer melancólico, pensar en ese tiempo en que la democracia dependía de un Cuarto Poder.

En efecto: la Nueva Patria no será televisada.



You may also like

Blog Archive

Search This Blog

Loading...