Noticias de /Correr tras el viento/

correr
Al menos quinientas personas puede que hayan errado al adquirir Correr tras el viento como libro electrónico, pero lo importante antes de llegar a esa cifra era que la novela no saldría en papel hasta que se cumpliera la cuota impuesta –si se cumplía– por AnaIve, de Terranova. Bueno, cumplida en menos de un mes, pues queda por consiguiente, luego de alcanzar algún posicionamiento en la lista de los primeros diez thrillers en español de Amazon (#4 al momento de redacción, #34 entre todos los libros en español), Correr entra a la segunda fase de su lanzamiento, que es hacerse disponible como paperback a través de la librería cibernética, con la finalidad de que, en algún momento, pueda salir en la edición de Terranova. Así que les hago saber que ya está disponible, aunque sea través de compras en línea, por el momento, para los que le interese:
http://www.amazon.com/Correr-tras-viento-nirvana-chocolate/dp/1935163574/ref=sr_1_2?ie=UTF8&s=books&qid=1288411153&sr=1-2


De Correr tras el viento, ha dicho el laureado novelista cubano Amir Valle: «Esta es una novela profundamente humanista: Brad Molloy tendrá que resolver un enigma mientras descubre sitios oscuros de su existencia, quita las telarañas de problemas existenciales que lo han aplastado, huyendo de algunos fantasmas que le rondan, entre ellos el amor de Aura Lee, la mujer de su vida. Tras las huellas de un misterioso violín y tras las pistas europeas que dejó el cubano Brindis de Salas, llamado el “Paganini negro”, se arma una seductora urdimbre de intrigas y estrategias de contrabando de arte: claves que, aderezadas por una prosa seductora, precisa, marcada por el humor, la ironía, el dolor y las peripecias de los personajes, dan a esta novela la singularidad de lo alucinante».


De la nota de contraportada, extraemos lo siguiente:


Brad Molloy nunca pensó que estaría tan cerca de reencontrarse con el Aura Lee, el amor de su vida, el día que entró un hombre cae muerto por envenenamiento a causa del Chan Su, un afrodisíaco disfrazado en chocolates que Brad trafica y ha hecho popular bajo el nombre de San Juan Sour. El hombre deja un Stradivarius tras el cual vienen un coleccionista de piezas de arte robadas, un director de museo corrupto, un inescrupuloso agente de la inteligencia del DEA, la mafia rusa y hasta el FBI. El valioso instrumento perteneció al virtuoso cubano José Claudio Brindis de Salas, conocido en su tiempo como el Paganini Negro, y carga un mito: el violín debe ser tocado ante una mujer amada. El Stradivarius es eje de una complicada operación criminal de intercambio arte robado por drogas y armas en la cual Brad y su socio, Dolo Morales, son simplemente ejecutores de una circunstancia.


Toda esta apasionada intriga queda relegada por un motivo mayor: el ardiente deseo de Brad por recuperar a Aura Lee, ahora esposa del coleccionista y filántropo Paco Juárez. Esta novela de errores desencadena de manera tragicómica con un final sorpresivo. Sueño, paraíso o nirvana desvanecido, Correr tras el viento es un juego con El Gran Gatsby de Fitzgerald.



You may also like

Blog Archive