140cc o corto-corto: del microrelato a la tuiteratura



La brevedad es el arte de poder tornar lo importante y difícil en algo esencial y simple. Es el criterio de velocidad, en su dominio del espacio hablado o textual, lo que predomina en nuestras vidas. Avanzar se ha convertido en ganancia, en bien capital. Mientras más rápido se logren las cosas, mejor. Esa ganancia de tiempo, que en nuestros días mantiene correspondencia semántica con el dinero, nos hace pensar que tendremos espacio en nuestras rutinas para hacer otras cosas. Es un constante llenar el vacío en constancia. De esta manera, nuestra sociedad de medios valora la brevedad y gratifica las formas textuales cortas que van desde el estribillo hasta el mensaje de texto, y que adquieren un grado de autenticidad y funcionalidad en nuestra vida cotidiana. 

Pudiésemos considerar, siguiendo a Roland Barthes, que las micronarrativas nos apremian en las actividades que conducimos a diario y que la vida contemporánea se nos muestra como una serie de micro-relatos que se organizan en estructuras de grupo y que se convierten en parte de un diálogo mayor que no deja de asimilarse a ese proceso de aprendizaje colaborativo que es la convivencia en sociedad. Es decir, todo lo que nos rodea es, en alguno u otro modo, un relato. O mejor: un microrelato.


Pues del microrelato al micro-microrelato la distancia es de 140 caracteres y ya estamos en la geografía de la "Tuiteratura", o "Tweeteratura". Como lo describe Alberto Chimal [@albertochimal], se trata de "jugar con la idea de lo breve contra lo extenso, pero también recordando que la palabra novela, en su origen, quería decir ‘noticia breve’: ‘nuevita’, ‘noticita’”. Surge, por así decirlo, el movimiento #140cc.


Hoy, precisamente, Diálogo Digital publica un artículo de mi AnaIve Feliciano [@anaivelisse] titulado "La Twitteratura: breve, consisa y accesible" en la que la periodista destaca los atributos del nuevo género y subraya el hecho de que  en Puerto Rico, habemos pocos haciendo "tuiteratura", como lo son Amanda Jayne [@laroutechante] y Xiomara Filiberty [@Xiomara_entuits]. Pero, como todo, pronto aflorarán otros exponentes tuiteros. Mark my words.


Entonces, ¿de qué se trata eso de la tuiteratura? Pues he aquí mi "meta-novela-Tweet":


Presumida, dijo que haría una novela de tres palabras. Y lo hizo: "Ya mamé, Ismael", escribió, y aptamente la tituló Moby Dick. 


Ya lo dijo @Voyporcigarros en Tweeter: "Mi generación será recordada por ser la de los escritores cuya obra cumbre solo contuvo 140 caracteres".


Y si me quieren seguir, estoy en @elidiolatorre.


Imagen: Self Portrait with Tail, by Carrie Anne Baade


You may also like

Blog Archive

Search This Blog

Loading...