Abrir el cerco: la reseña literaria se revitaliza




Entre los males y contratiempos que afectan la industria editorial al presente momento, la atención definitiva se focaliza en la reciente coexistencia entre el libro electrónico y el libro convencional de papel. Librerías y editoriales cierran; otras emergen. La tristeza de unos es la alegría de otros. Como la escritura misma, es un Zen. 

Queda entonces el riesgo no proyectado de la reseña literaria en juego. 

A manera de respuesta al constante cambio de la industria y de la manera en que consumimos el libro, surge The Los Angeles Book Review, iniciativa de Tom Lutz, su editor en jefe. 

Primeramente, que apenas en el siglo XXI surja una publicación que intente cohabitar el espacio de la información literaria y equipararse al legendario New York Times Review of Books nos señala que, en plenos reclamos por una descentralización y desjerarquización canónica, la Metropolis literaria estadounidense continua siendo el este. 

Si fuera teoría de conspiración, supondríamos que el mundo de la metrópolis editorial es una suerte de cofradía o mesa redonda secreta a la cual se admiten sólo aquellos con verdadero poder de acceso. 

La visión de Lutz ha levantado algunas cejas escépticas: ¿una revista de reseñas literarias desde la costa oeste? “For one thing everyone in the New York book world is depressed. We’re excited”, responde el editor en una entrevista para Laist

Los Ángeles no es considerada, todavía, una ciudad literaria. Pero para Lutz, en una época de muertes editoriales, hablar de nacimientos es hablar de posibilidades. Adaptado a las nuevas demandas, el LARB será enteramente digital.

Un planteamiento similar había expuesto Ronaldo Menéndez un ensayo suyo publicado en El País y titulado: “El escritor local y el mercado internacional”. “Qué significa escribir -y pretender publicar- en Latinoamérica, cuando lo que se quiere es salir de Latinoamérica y darse a conocer en el mercado internacional?”, comenzaba el narrador cubano. “Podríamos alzar un muro de las lamentaciones con las dificultades de inserción del escritor que vive en Latinoamérica con respecto al campo literario español, pero la tarea se parecería a una inútil muralla china, un colosal y árido monumento del aislamiento”. En fin: un escritor latinoamericano no es enteramente internacional hasta que triunfa en España.

Haría falta un Mexico Book Review, un Argentina Book Review, un Chile Book Review, un Colombia Book Review y hasta un San Juan Book Review, entre otros, para entrelazar el desparramado mundo editorial que no precisa sus expectativas en los dominantes centros de producción editorial. 

En mi mejor entendimiento, la propuesta del LARB es una vía de acceso a las tendencias y novedades del mundo editorial. Jamás una revista de reseñas podrá sustituir la experiencia de entrar a una librería y provocar los sentidos entre mesas y anaqueles, la vitalidad necesaria de adentrarse (o, en su defecto, alejarse) por una obra, pero lo que sí logra es enmendar carencias. 

En Puerto Rico, la mejor página de crítica literaria tampoco pertenece a ningún diario de circulación masiva, sino que se trata del blog Ficciología del escritor Nelson Vera Santiago, cuentista ganador del Premio de Literatura del ICP. Con una alquimia precisa entre crítica literaria y reseña, los comentarios de Vera Santiago suelen ser ecuánimes en el diapasón argumental, dentro de la subjetividad de su selección. En los medios tradicionales, muchas veces el reseñista debe ceñirse a la encomienda asignada por su editor. Ficciología es libre desde su lugar de enunciación. 

Más dada a la opinión académica y a las valoraciones del texto dentro de un marco más amplio, también está el blog de Mario R. Cancel, titulado Lugares imaginarios. Cancel, también escritor premiado y reconocido crítico por su trabajo de curaduría literaria, ha venido realizando críticas y reseñas tanto de literatura marginal como de literatura marginada. 

Y, claro, aunque más dirigida al medio como entretenimiento, está Libro a Libro.

Cualquier estudio futuro de la crítica literaria en Puerto Rico debe comenzar a plantearse la blogosfera como espacio para el comentario literario. 

Eso sí queda claro: la reseña literaria, al parecer, comienza a amoldarse a los nuevos medios. Es, por así decirlo, una forma literaria apenas en evolución. En fin, creo que haría falta multiplicar y, sobre todo, aunar esfuerzos como los de Vera Santiago y de Cancel, como los de muchos otros que sé deben estar ahí.

Y sí, por ser un arte, sigue siendo el trabajo de los menos por el beneficio de los más.


Para Tino Montañez, "C", que me envío la inspiración.


You may also like

Blog Archive