Homenaje a El Gabo: «El otoño del patriarca», en Revista Nagari.



Gabriel García Márquez se ha transformado. Es otra forma de la materia. Se ha llevado su cuerpo y nos ha dejado las palabras. Ningún otro escritor del siglo XX ha tenido mayor impacto en la literatura mundial que el querido y bien ponderado Gabo. Hay hasta quien quiera despreciarlo, pero jamás puede ignorar su alcance. De su realismo mágico, del cual nunca se proclamó creador, me deslumbraba más esa magia realista de la cual muestra plenitud de poderes en El otoño del patriarca, novela que el propio García Márquez gustaba nombrar como su novela predilecta. La mía también.

Una obra maestra. Un reto escriturario. Un experimento compuesto por seis capítulos dispuestos en un cubismo narrativo de poco más de seis extensas oraciones y narrada desde la óptica de una tercera persona plural, cortesía del gusto faulkneriano de García Márquez.

El otoño del patriarca se publicó casi una década después de la exitosa Cien años de soledad, en un momento donde los lectores y la crítica esperaban que la nueva entrega de García Márquez ensayara la formula de su predecesora. Como decir Cien años de soledad II. Pero no. En su lugar, el Gabo apareció con un texto donde la parodia hierve a modo de palimpsesto revertido y absorbe, literalmente, los discursos coloniales de la conquista de América, los funde con la idiosincrasia de los indígenas de Hispanoamérica y crea una secuencia narrativa cuya fábula es infinitamente abarcadora. La obra transcurre en veinticuatro horas, y a la vez toma toda la eternidad. La noción de tiempo se diluye en la suspensión dentro un punto geográfico estático y genérico, metonimia de la historia de las dictaduras en América.

Eso.

La obra viene infundida de cambiantes perspectivas focalizadoras, que modulan desde la recreación mitológica hasta la crónica histórica como visitaciones fantasmagóricas que toman posesión de ese narrador que no es «yo», sino un «nosotros». Mestizaje e hibridez se textualizan en El otoño del patriarca como representación del sujeto colonizado en las Américas.

Y el resto del artículo lo acceden en este enlace:


You may also like

Blog Archive