Genérika en La Vanguardia, de Barcelona



La historia de Genérika. Nadie la conoce y más bien, el término pasa como una categoría de mercadotecnia. En cierto modo, lo es. Todos somos oferta y demanda.

El diario La Vanguardia aloja en su página cibernética un enlace para este blog, que ya va por las 573,000 visitas desde que subiera en línea en el 2006, A.T. (antes de Twitter).

La pregunta inicial de los editores fue: ¿Qué es Genérika? El blog, no el concepto. Pero no hay concepto sin el blog.

Alguna vez comenzamos a vaciar el tiempo del espacio. Podemos situarnos en una circunstancia temporal común –digamos, un conversando por mensajes de texto o compartiendo en las redes sociales- pero separados por la distancia –digamos, por ejemplo, de Barcelona a San Juan-. Hemos aprendido a convivir en la virtualidad inefable de los medios de comunicación. Sin embargo, ocurre que en el mundo físico –nombrémosle, con el riesgo de errar, el mundo real- nos desplazamos por pueblos, ciudades y países con la sensación de que estamos en el mismo lugar siempre. Es una ilusión. Una fantasmagoría provista por nuestros impulsos de consumo. Vestimos, calzamos, comemos y tomamos los mismos productos en el mundo neoliberado y globalizado.

La aldea global de McLuhan tiene nombre, y se llama Genérika, un continuo donde la experiencia de vida se disuelve.

Eso es Genérika. Aquí en enlace de La Vanguardia


You may also like

Blog Archive